Pintor de Naturaleza, agropecuario y paseante. ojeapotri@gmail.com 920382395

Cambio de paleta de colores.

Desde hace ya un tiempo tenía ganas de cambiar y reducir mi paleta de colores de acuarela. Aprovechando un hueco en mis trabajos de ilustración, me he sumergido en la búsqueda de esa paleta de colores básica. Tener una excesiva paleta de colores, empuja casi sin percibirlo, a manías o malos hábitos a la hora de hacer mezclas. Aunque permanecerán parte de los colores que ya uso, la idea era reducir la gama a un mínimo cómodo con la que trabajar, y con los que pudiera sacar el máximo rendimiento de colores, tonos y matices. Durante días he buscado información referente al uso por parte de otros artistas; de cuales son sus paletas básicas o preferencias. Resulta sorprendente la reducida gama de colores de algunos autores, viéndose reflejado en sus trabajos. Y aunque estas consultas resultan siempre enriquecedoras, no quedaba otra que encontrar por uno mismo esa gama de colores haciendo todas las pruebas pertinentes. Así pues, durante varios días los dedique a hacer todas las mezclas posibles con todos los colores disponibles, hasta conseguir una paleta básica de 12 colores más “limpia” y luminosa. Sobre platos de plástico desechables vertía una pizca de distintos colores para hacer las mezclas y pruebas en recortes de diferentes tipos de papel. Una gama reducida, obliga a conocer con más precisión como se comportan entre ellos y sus posibilidades. Dedicando días a hacer mezclas, he redescubierto matices ya olvidados. El resultado no es más que una paleta básica de colores, pero teniendo en cuenta las necesidades que mi temática habitual demanda. Lo más destacado es la ausencia del negro. Una vez decidida la gama de colores, me dispuse a pintar algunas acuarelas rápidas para comprobar lo acertado o no de la selección, estrenando para la ocasión, una nueva paleta metálica  Buscando motivos cálidos y otros fríos, me encontré bastante cómodo, no echando de menos el negro, pero si contemplando la posibilidad de hacer unos retoques, como por ejemplo; sustituir uno de los amarillos por otro verde más. Retomé también el uso de los pinceles redondos, en esta ocasión de pelo natural; aunque pude resistirme a recurrir a los planos para algún retoque. Papel Arches y Waterford.

Satisfecho con el resultado inicial; seguiré probando y sopesando futuros cambios.

Aunque he hecho más acuarelas, aquí os muestro algunas por orden de realización.

Pruebas de mezclasPaletatronco castañoAguilucho cenizoCormorán pigmeoTronco alcornoqueAbejarucoAnade real

Anuncios

12 comentarios

  1. Jurgen van der Meer

    The harrier is so so great. For me one of the best paintings I have ever seen!

    25 junio, 2015 en 7:11 pm

    • Gracias Jurgen. Me alegra que te guste. Yo he quedado satisfecho, aunque sea una acuarela rápida.

      25 junio, 2015 en 7:49 pm

  2. José Gordillo Caballero

    Como evolucionas Antonio. La sensación que saco es que vas simplificando en colores (ánade, cormorán,) pero la del aguilucho cenizo me parece soberbia.
    Por curiosidad, me gustaría saber que marca de acuarelas usas.
    Un abrazo desde la Sierra de San Pedro.

    25 junio, 2015 en 7:30 pm

    • Un artista necesita evolucionar; si no, malo. Creo que la genialidad se basa en lo simple, aunque aparente fácil. A mí el del aguilucho es quizá también el que más me gusta.
      Utilizo Rembrant, Van Gogh o Schmincke indistintamente.
      Abrazos desde la Sierra de Gredos.

      25 junio, 2015 en 7:46 pm

  3. Interesante entrada, la paleta del pintor es algo muy personal, nadie la utiliza igual, aunque se mezclen los mismos colores. Comparto que la simplicidad y la aparente sencillez es lo que distingue a un pintor de un artista. Pintar pintamos muchos pero lograr plasmar el reflejo del agua con esa aparente sencillez lo logran pocos. Un abrazo desde esta calurosa Ecija.

    26 junio, 2015 en 8:30 am

    • Es cierto Pablo, la paleta es muy personal, y depende del estilo de cada artista. Yo he intentado configurar una básica acorde con mis necesidades y huyendo de las paletas con multitud de colores, que solo hacen confundirme o crearme malos hábitos. Cuando pinto “mis cosillas” intento evitar caer en el detalle buscando esa sencillez.
      Me alegra que te haya parecido interesante.
      Abrazos desde la algo menos calurosa Candeleda.

      26 junio, 2015 en 8:46 am

  4. FERNANDO

    Ya está dicho casi todo. A mí me pasa que, aunque disponga de varios colores, cuando pinto sólo utilizo tres o cuatro a veces. La verdad es que el aguilucho, por el momento elegido, ese frenazo, esa postura y esa resolución es el mejor: todos coincidimos.
    Un saludo.

    27 junio, 2015 en 6:58 am

    • Gracias Fernando. Mi idea es llegar a ciertos colores partiendo de una paleta básica, y así descubrir nuevos matices, ademas de más luminosidad. El aguilucho ha quedado resultón.
      Abrazos
      Potri

      28 junio, 2015 en 11:12 am

  5. carlos garcia navarro

    Muchas gracias, Juan .. Una caja similar tengo yo, con los colores casi iguales, 30 años dibujando y ni me acercó por casualidad. Tienes mucha habilidad, con la paleta electrónica y con la otra. Gracias otra vez por enseñarnos tus trabajos. Suerte.

    27 junio, 2015 en 2:51 pm

    • Carlos, creo que confundes, o mi nombre o mi persona.
      Lo más destacado de esta paleta es la ausencia de negro, el cual no echo de menos.
      Gracias Carlos, me alegra que te gusten mis trabajos… de una manera o de otra.
      Abrazos
      Potri

      28 junio, 2015 en 11:14 am

  6. A mi en la escuela de arte me enseñaron a pintar con los colores básicos, en gouache, incluyendo el negro y el sombre natural. Y desde entonces no he cambiado, solo que he incluido unos pocos y sustituido algunos por otros. Por ejemplo el cian por el ultramar. El amarillo limón por el cadmio medio. O el magenta por el bermellón. Y desde hace unos años no falta en mi paleta el amarillo de Nápoles rojizo y el verde oliva. Al final mi paleta se reduce a 12 colores, tanto en godets grandes como en pequeños, aunque he de confesar que soy un friki de probar colores nuevos, pero para eso tengo una caja de 36 colores en el estudio con la que voy probando nuevas combinaciones 🙂
    Muy interesante entrada Potri. Un fuerte abrazo

    3 julio, 2015 en 6:39 am

  7. maria del prado

    Genialidad es hacer de lo simple algo extraordinario…..gracias!

    10 septiembre, 2015 en 8:25 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s