Pintor de Naturaleza, agropecuario y paseante. ojeapotri@gmail.com 920382395

Jugando al escondite

Algunos de vosotros se habrá preguntado; ¿Qué pasa con la primera entrada del año dedicada a la Nutria?.

Como es ya costumbre, acudí el primer día del año, pero nadie se presentó a la cita. Lo intenté en días sucesivos, pero las constantes crecidas del río hacía difícil nuestro encuentro, y si lo había, era sorpresivo y sobresaltado para ambos. Sabía que en estas condiciones sus quehaceres diarios estarían alterados, y sus lugares habituales de paso, pesca o descanso, pendientes de irlos descubriendo día a día. Con paciencia por ambas partes, he acudido casi todos los días desde entonces con diferente fortuna, buscando rastros nuevos, oyéndolas sin verlas; pero al final hemos podido hacer lo que tanto nos gusta… jugar al escondite. También pasando ratos de reposo y pesca, juegos y escarceos amorosos, amén de marcar de nuevo el territorio en cada bajada de nivel del curso del río. Solo unos cortos ratos por la mañana, son suficientes para disfrutar de la compañía de esta gente tan divertida.

Os muestro algunas fotos hechas (con mi vieja Lumix de 5 megapixeles) de mis encuentros con ellas en lo que va de año.

Macho asomadoParejitaLa parejita. La hembra a la izquierda con la cara algo más oscura. Siempre que van juntos, están pendientes el uno del otro.

Entrada cubilEntrada a uno de sus inmuebles. Los chorretones de agua en la piedra, delata que entró no hace mucho rato.

EscondidaMe huele, sabe que estoy muy cerca y se esconde. Costumbre habitual cuando no quiere conversación, y solo saldrá cuando crea que nadie la ve.

PescandoPescando en pareja. Se introducen entre los huecos de las piedras después de exhalar bajo el agua un chorro de aire, creando una cortina de pompas que hace que los peces se oculten en su interior. Observar el rastro de pompas que dejan cerca de la piedra de la derecha.

ComiendoAunque algunas veces se ocultan para comer lo capturado, otras no perecen tener ningún reparo en hacerlo en público… y no ofrecer un trozo. Mirar las huellas que ha dejado anteriormente (piedra de la izquierda), y que pueden permanecer marcadas mucho rato si el día es frío y húmedo, delatándolas aunque ya no estén.

RastrosConviene memorizar los rastros y saber cuales son recientes, y así intuir por donde andan.Visón americanoUno que le gusta acercarse a cotillear es el visón foráneo. A diferencia de la nutria, nada siempre con la cola horizontal fuera del agua para no mojarse su escardado. Tiene por costumbre ir cagando donde anteriormente lo ha hecho la nutria… y viceversa.SedalMás peligroso que la presión por la invasión de los visones, los restos de sedales y otras porquerías pueden ser una trampa mortal. Retiro todos los que veo… y puedo.

De cercaElla pasó cerca buscando a su amado. No estaba para entretenerse.

Río TiétarEl Valle del Tiétar con la Sierra de Gredos al fondo… nuestro hogar.Nonde está?¿Donde está?

Anuncios

6 comentarios

  1. Que bonito Potri! qu fotazas!!!envidia cochina me das!Un beso Esther

    Date: Fri, 24 Jan 2014 22:11:35 +0000 To: superpelona@hotmail.com

    27 enero, 2014 en 10:05 am

    • Gracias Esther, no es mi intención dar envidia… y menos “cochina”. Me alegra que te guste mis ratos compartidos con ellas.
      Besos
      Potri

      27 enero, 2014 en 11:12 am

  2. Qué privilegio! Yo solo las he atisbado fugazmente.

    30 enero, 2014 en 6:31 pm

    • Gracias Paco, lo sé. Tenerlas cerca de casa hace posible frecuentes visitas, y con su permiso, contemplar su quehacer diario. Tengo una debilidad particular por ellas. Enganchan.
      Abrazos
      Potri

      30 enero, 2014 en 7:27 pm

  3. Javier

    Buenas tomas. Imagino que darán pie a magníficas ilustraciones. Yo también suelo verlas, pero la verdad es que casi nunca me ha dado por pintarlas. En mi zona no puedo andar publicando así como así dónde paran. ¿No existe ese problema ahí? No soy de la zona, pero creo que con poco esfuerzo, si me lo propusiera podría dar con el sitio exacto y el cubil donde están las de las fotos… Por desgracia no todos tienen nuestras mismas intenciones, ni nuestro mismo cuidado. Y a muchos les vale más una foto cercana que el bienestar de los animales. Por eso te preguntaba.

    Saludos

    1 febrero, 2014 en 8:07 pm

    • Gracias Javier, las Nutrias son divertidas de ver y una fuente inagotable de inspiración… algunas he pintado ya. El Tiétar es un río donde la Nutria abunda y solo hay que dedicara unos ratos para saber como observarlas sin ser molestadas. Cuando no aceptan mi presencia, una retirada es la mejor opción. Es cierto que no es aconsejable difundir lugares de especies sensibles… nunca se sabe quién puede tomar nota del lugar. Otra cosa que me prohibo es acercarme a sus cubiles; tengo por costumbre no entrar en casa de nadie si no he sido invitado o no seré bien recibido.
      Me alegra que te gusten mis tomas.
      Abrazos
      Potri

      2 febrero, 2014 en 10:26 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s