Pintor de Naturaleza, agropecuario y paseante. ojeapotri@gmail.com 920382395

Fuga fugaz.

Gracias a un momento de lucidez he conseguido escaparme de mi secuestro, aún a sabiendas de la brevedad de mi fuga.

Semanas atrás he colocado un nuevo nidal a uno de mis vecinos. El Cárabo necesitaba con urgencia un cambio de hogar debido a su lamentable deterioro, agravada por una invasión de intransigentes hormigas de la madera. Durante varios años ha tenido que trasladarse a un viejo castaño a unas decenas de metros de la linde. Espero que sepa perdonar mi tardanza en habilitarle otra colmena de corcho. He preferido colocarla menos encajonada y algo más “cabeceada” para evitar nuevas predaciones. Con el tiempo la hiedra que planté en su momento la terminará cubriendo, quedando totalmente escondida e integrada.

Al día de hoy no existe ninguna evidencia que el nuevo nidal esté ya ocupado. De todas formas no me extraña, dada la tremenda discreción  que hace  gala el Cárabo en estos asuntos. Son gente limpia, que evita dejar restos de comida en su propia casa y alrededores, y solo algún plumón desprendido lo puede delatar. Yo que no soy de entrar en  casa de nadie sin permiso, y más donde sé no seré bien recibido… prefiero no asomarme para comprobarlo. Tampoco importaría que este nuevo nidal vuelva a convertirse en una “multipropiedad” como el anterior.

Muestro fotos de uno de los ocupantes en el viejo nidal años atrás, otra colgando el nuevo, y una reciente.

Cárabo en nidalColocando nidalNuevo nidalHe de reconocer que en mi día a día, los “recreos” son de obligado cumplimiento y sin horario predeterminado. Esto me permite hacer honor a mi condición de “paseante” y maravillarme otro año más como el otoño cubre lentamente con su color el bosque. En la foto, parte de mi pequeño terruño donde se ven algunos cerezos y otros frutales, una arboleda de abedules, chopos lombardos,  nogales, robles carvallos, tilos, madroños, saucos y un largo etcétera. Como telón de fondo una ladera de robles melojos, castaños, pinos… y otro largo etcétera. Después de años plantando árboles de todo tipo, algunos ya alcanzan un considerable porte. Otros son más jóvenes, pero como yo digo, “un árbol es mayor de edad desde el momento que puedes subirte a él”.

Feliz “otoñá”.

Ototañá

Anuncios

4 comentarios

  1. Hola Antonio,muy chula la caja nido!!y suerte poder tener cerca esta maravilla.Seguro te estará muy agradecida.Un abrazo

    28 noviembre, 2013 en 3:58 pm

    • El agradecido sería yo al tener semejan e vecino cerca de la casa. El nidal es una antigua colmena de corcho adaptada para ello.
      Me alegra que te asomes por aquí y dejes huella.
      Abrazos
      Potri

      29 noviembre, 2013 en 9:11 am

  2. Igualmente Potri, espero que disfrutes de ese nidal y pronto tengas al vecino instalado. No se si en tu terruño ha llovido algo, por mi campiña no ha caído una gota y se nota de una triste manera cada vez que salgo al campo. Espero que el próximo mes sea menos seco. Saludos desde Ecija.

    28 noviembre, 2013 en 7:53 pm

    • Espero que lo disfruten los Cárabos… y yo con ellos.
      Por aquí tampoco ha llovido mucho… y poca nieve. Miedo me da. Queda tiempo por delante para que se recuperen cauces y manantiales. Si no, no sé como regaré el huerto.
      Abrazos
      Potri

      29 noviembre, 2013 en 9:15 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s