Pintor de Naturaleza, agropecuario y paseante. ojeapotri@gmail.com 920382395

Mi estudio del “campamento base”.

Este es el aspecto de mi estudio después de apenas pisarlo en quince días y, aunque no lo aparente el desorden y la suciedad empezaba a ser preocupante. Toca limpieza para poder trabajar con más comodidad y poder encontrar las cosas a la primera. Como suelo decir: “han salido hasta jabalines”. Esta foto es parte del estudio (la más limpia y ordenada) que yo llamo “del campamento base”. En mi otro estudio, el de la casa de mi pequeño terruño, espero no dejar que se me acumulen tantas cosas.

Estudio

Anuncios

12 comentarios

  1. Creo que hay un jabalín al lado de la papelera …

    29 septiembre, 2013 en 10:52 am

    • No lo dirás por mí Jorge. Habría que ver el tuyo… si es que se puede entrar.
      A ver cuando salimos al campo a pegar patadas a los cantos.
      Abrazos
      Potri

      1 octubre, 2013 en 8:52 am

  2. Si está merece ser dibujado.Saludos.

    29 septiembre, 2013 en 12:16 pm

    • Todo merece ser dibujado Rita. El tiempo es el que no se digna a pararse un rato.

      1 octubre, 2013 en 8:54 am

  3. Lea

    Yo lo que veo es que te crecen las mesas…guarda semillas, se dan bien en El Interior por lo que se ve, jejeje!

    29 septiembre, 2013 en 1:10 pm

    • Lea, a mí las mesas nunca me sobran, y si se pudieran sembrar… no lo dudes.
      Bss
      Potri

      1 octubre, 2013 en 8:55 am

  4. FERNANDO

    Esto es un mal endémico entre los que dibujamos y pintamos. Por lo menos en mi caso. No me parece que haya mucho desorden, pero quizá para mí parece un poco agobiante, sin espacio vacío, que supongo está en la parte que no se ve.
    Saludos.

    29 septiembre, 2013 en 6:51 pm

    • A eso me refería Fernando… cuando el espacio se invade de cosas… Pues la parte que no se ve está peor, bueno, estaba; tocó remangarse y poner orden. Al día de hoy ya me siento más cómodo.
      Abrazos
      Potri

      1 octubre, 2013 en 8:59 am

  5. Lo mejor, los cencerros. Pienso que para lo que a los demás resulta un caos, para uno puede ser el paraíso. De todas maneras no lo tienes tan desordenado, con un poco de trapo y saliva queda como nuevo. Un saludo desde Ecija.

    30 septiembre, 2013 en 8:27 am

    • Pablo, los cencerros me los pongo para que las aves me tomen por ganado…je..je.
      Un trapo y saliva ha sido lo que ya pueda estar más decente. No me incomoda en exceso el desorden, pero cuando me sumerjo en un trabajo procuro hacerme el hueco suficiente.
      Abrazos
      Potri

      1 octubre, 2013 en 9:03 am

  6. maria marta reynoso

    maravilloso desorden si de allí salen esos bellos trabajos!!

    28 noviembre, 2013 en 12:11 pm

    • Gracias María, pero cierto desorden puede estorbar la inspiración. Como en todo… es cuestión de equilibrio.

      28 noviembre, 2013 en 12:50 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s