Pintor de Naturaleza, agropecuario y paseante. ojeapotri@gmail.com 920382395

No es mi culpa.

Antes de nada, pedir disculpas a todos los que de una manera o de otra seguís mi blog. No es fácil mantener una cadencia cuando el devenir  acontece distintas atenciones o nuevos retos. Recientemente, he incorporado a mi lista de innumerables tareas; la de adentrarme en el mundo de Facebook animado por conocidos y amigos, argumentando que es “un paso fundamental en la difusión de mi carrera profesional”. Y no lo discuto… de hecho es cierto. También la facilidad para conocer a otros artistas de los que ignoraba su existencia y su magnífico trabajo, además de otras muchas magníficas personas. Peeeeero, el precio que entiendo hay  que pagar es muy alto. Creo que su mayor inconveniente es la dedicación que demanda, pareciéndome el tiempo dedicado desproporcionado. Sí, ya, mediréis: “Bueno Potri, tampoco hace falta que estés tanto tiempo conectado”. Cierto, pero conociéndome como me conozco, y que no soy de comprometerme a medias… Imagino que será cuestión de encontrar el equilibrio necesario, que espero encontrar pronto, porque el tiempo que le dedico a la “corrala”, es tiempo que no tengo un pincel en la mano. Por otra parte, la posibilidad  de estar informado y al día de los trabajos, proyectos o información de la que uno pueda estar interesado (que es unos de los aspectos positivos de sumergirse en la red); el aluvión es tan grande, que es difícil distinguir y poder enfocar cada una de las gotas que forman parte de esa corriente de información. Los árboles me impiden ver el bosque… y eso es malo, muy malo. Espero encontrar ese equilibrio en mi relación con facebook antes que sea demasiado tarde… que imagino sabréis hacia donde se inclinaría la balanza.

Durante días pasados he realizado en mi pequeño terruño, unas acuarelas para un encargo particular (muestro dos de ellas). Pintar arrimado a una de las ventanas de mi estudio, con sus maravillosas vistas, y el trajín de pájaros “saqueando” las cerezas sin esperarse siquiera a que terminen de madurar… no tiene precio. Esto es un autoservicio sin control ninguno. También aproveché la ocasión para hacer algunos bocetos del natural durante los “recreos”, de ese pajarillo que últimamente me trae a mal vivir, y no es otro que el Papamoscas cerrojillo. Intentaré en breve mostraros esos bocetos.

Herrerillo comúnPetirrojoArrimado a la ventana

Anuncios

12 comentarios

  1. FERNANDO

    Esto de los facebooks y demás es cierto que absorben como la mejor de las esponjas. Tengo un amigo, buenísimo pajarero, que desde que tiene internet en el teléfono le da a los pulgares que es un primor. Yo tengo un teléfono antiguo, que hace reír cuando lo saco…
    Las acuarelas muy majas. Saludos.

    4 junio, 2013 en 7:35 pm

    • Fernando, yo por suerte también tengo un móvil que da risa, y sin acceso a internet para no caer en la tentación. Intentaré no perder la cabeza.
      Abrazos
      Potri

      5 junio, 2013 en 8:01 am

  2. Precisamente hoy me preguntaba que seria de ti, pues se te echaba de menos, bueno si los arboles no te dejan ver el bosque, seguro que te concentraras en uno y cogerás la rama buena. Me gusta mucho la luminosidad del herrerillo. Saludos desde Ecija.

    4 junio, 2013 en 9:20 pm

    • Pablo, sigo de rama en rama, y espero como dices agarrar la rama buena. Intentaré no demorar tanto el siguiente post. Gracias por seguir ahí y no perderme la pista.
      Abrazos
      Potri

      5 junio, 2013 en 8:30 am

  3. ¡Hola Potri! Por fin me decido a comentar.
    Mira lo del Facebook, también, por el lado positivo: ¡me has conocido a mí! (jajaj es broma, eso no es positivo).
    Pedazo acuarelas. El herrerillo me pierde, lo has captado con una luz genial. Ya me gustaría a mí tener un estudio como el tuyo (tiempo al tiempo, supongo!).
    Un abrazo, maestro, desde La Mancha.

    Gui.

    4 junio, 2013 en 9:35 pm

    • Gui, gracias por molestarte en dejar huella en este blog. Si algo bueno puede tener Facebook, es poder conectar con personas como tú. Sabía que el Herrerillo sería el que más iba a gustar por esa luz especial. Por suerte tengo dos estudios, uno en el pueblo y otro en mi pequeña finca, que compagino según se tercie.
      Un abrazo desde la falda sur de Gredos.
      Potri

      5 junio, 2013 en 8:37 am

  4. Bueno es que todo necesita su tiempo para poder assimilarlo,no es necesario correr e inquietarse,uno no puede forzar la cacerola,por muchas facilidades que uno pueda encontrar y por grande que sea el volumen de información.Por muchos árboles que hayan, con calma y sin ansia, acabarás biendo el bosque,El problema de internet, es que nos da la sensación de ausencia de límites y correr el riesgo de caer en una “glotoneria” por la información y las numerosas opciones que se descubren.Siempre habrá gente y cosas por conocer, y que!. Yo soy más partidário de centrarme con poco y conservarlo y lo demás solo con el tiempo y las limitaciones del plano físico indicarán quales son las mejores opciones.El herrerillo y el petirrojo te han salido de fábula.

    4 junio, 2013 en 10:49 pm

    • De acuerdo con lo que comentas Marc. Lo que no soporto de Facebook, es lo efímero de la información al fluir tan deprisa, no es uno capaz de distinguir lo realmente importante. De todas formas intentaremos permanecer… mientras el cuerpo aguante.
      Gracias por tu aportación.
      Abrazos
      Potri

      5 junio, 2013 en 8:42 am

  5. Estupendas acuarelas, y cierto lo de facebook, yo acabe por clausurar la cuenta cuando la cantidad de tiempo que requería empezo a ser un problema para mi. Pero fue apuntarme y disparar las visitas de mi blog. Supongo que yo no encontré el equilibrio del que hablas. Un saludo.

    5 junio, 2013 en 12:42 am

    • Juan, a mí particularmente me gusta más el blog. Puede uno tomarse el tiempo necesario… sin que te arrastre la corriente. Y da la posibilidad de ser más reflexivo al escribir en él o leer el de los demás. Encontrar el equilibrio en todo es importante.
      Gracias por tu comentario.
      Abrazos
      Potri

      5 junio, 2013 en 8:46 am

  6. Ojea, no te molestes que te lo digo de buen rollo, pero he alucinado mas con tu estudio que con las acuarelas!!! Vaya vistas!!! que lujazo poder trabajar teniendo ese ventanal con luz natural y esa maravilla de paisaje con árboles en primer plano incluso!!
    Además he alucinado también con el orden y la limpieza de tu mesa de trabajo. Me gusta muchísimo ver el lugar de trabajo de otros pintores, ver como se organizan o simplemente ver que materiales utilizan. Se aprende mucho.

    Las acuarelas muy buenas, especialmente la del herrerillo. UN abrazo

    7 junio, 2013 en 5:53 am

    • Senci, la verdad es que de las vistas no tengo ninguna queja. Uno de mis telescopios, permanentemente en la ventana, y los prismáticos aunque en la foto no salen, siempre los tengo a mano. La excusa perfecta para que no cunda el trabajo.
      Si ces ordenada la mesa de dibujo es porque este estudio todavía lo estoy montando y tengo pocas cosas… si vieras el que tengo en el campamento base (Candeleda), no dirías lo mismo, aunque es cierto que me gusta tener ordenada la mesa donde trabajo en ese momento.
      En la acuarela del herrerillo coincidimos.
      Abrazos
      Potri

      9 junio, 2013 en 8:33 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s