Pintor de Naturaleza, agropecuario y paseante. ojeapotri@gmail.com 920382395

Una mañana de sorpresas.

GrullaPasados estos días en los que uno no sabe si son de trabajo o disfrute, salgo con intención de retomar mis sesiones de grullas. Y como no, por mi recorrido habitual que tan buenos ratos me hace pasar. Nada más entrar al camino, me paro con las dos primeras a las que hago sendos retratos. Es sorprendente los rasgos tan diferenciados que tienen unos ejemplares y otros. La distancia era crítica y no me perdieron ojo en ningún momento, hasta que decidieron no posar más alejándose poco a poco. Para seguir calentando la mano, me centré en un individuo juvenil que acompañaba a otra pareja un poco más distante. Pero al poco, también se marcharon. No importa, seguro pillaré a otras más adelante.

Al pasar por la pequeña laguna de El Rincón, veo en medio del agua una estela que se me antojó demasiado marcada y larga como para ser de un cormorán o un pato. Me paro, miro con los prismas… una nutria con un magnífico pez en la boca, se aproxima a la orilla. Sale de medio cuerpo entre unos juncos donde lo devora bajo la mirada de una garza… las arrimadas de siempre. Era un macho descomunal, y me pregunté si no sería el viejo macho tuerto que llevo tiempo sin ver el río. Sabía de la presencia de nutrias en esta balsa de agua, pero no es el sitio ideal para observarlas. Las distancias son largas y pocas opciones de escondite. Tendría que echar la mañana solo con ella. Sigo la marcha en busca de las grullas y, en lo alto de un poste eléctrico veo posado lo que me pareció no era un milano y donde días atrás los había dibujado. Era una joven águila real  que descansaba mirando inquieta a los rabilargos que la acosaban a su alrededor. Una magnífica sorpresa que no había que desaprovechar a pesar de la larga distancia. Una hoja de bocetos y sale volando. La sigo con la vista y se posa de nuevo sobre un poste de una valla. Me acerco y consigo otra hoja… pero vuelve a salir volando. Así no hay quién pueda mantener una conversación. Esta vez se dirige hacia el vertedero… al final terminaremos ambos en el mismo sitio.

Aguila real juvAguila real 2Ya allí, los buitres y demás… como de costumbre. Busco a la real con la esperanza de que se hubiera posado cerca. A veces el hambre puede más que el miedo. Barro con mi teles cada vez más lejos, hasta que descubro una imperial y luego otra posadas en distintos quejigos.  La distancia era tremenda, pero aún así no puedo resistirme ha hacer algún boceto a sabiendas de no poder incidir en detalles. La segunda, más alejada, era un ejemplar de cuarto año con llamativas plumas leonadas en sus alas. Aguanto lo que queda de mañana con el deseo frustrado de que alguna se acercara llamada por la curiosidad de tanto buitre. Que por cierto, sigo perdida la inspiración de dibujarlos entre la basura y eso que se ponen francamente a huevo. Y es que lo de las imperiales me ha eclipsado por completo. Es una alegría que todavía se puedan ver por la comarca. Ha sido una mañana de sorpresas… es lo que tiene salir al campo.

Aguila imperial

Anuncios

10 comentarios

  1. You did once again an amazing work Antonio! It seems that you have been extremely prolific lately.. Do you seriously consider to publish your fieldwork sometime? I would be very interested to buy it!

    Paschalis

    7 enero, 2013 en 8:42 pm

    • It is true, I have been very prolific lately with my sketches of field. I don’t know for how long. My fieldwork, only do it as personal satisfaction and at the moment I have no expectations of posting… maybe with time.
      Thanks for your comment Paschalis.

      8 enero, 2013 en 3:19 pm

  2. Que buenos dibujos de imperial! me gusta especialmente el último y el que mira de frente…. que difíciles son las rapaces mirando frontalmente!!! Tu año ha comenzado de manera inmejorable Antonio, de lo cual me alegro un montón. Que siga por este camino! Un abrazo

    8 enero, 2013 en 7:02 am

    • Senci, espero seguir todo lo que pueda con esta racha… en detrimento de pintar acuarelas en el estudio. Pero es que el campo tira mucho. Ya habrá tiempo de dar color a esas ideas que ronronean por la cabeza. Espero que tú también mantengas la racha de esas fantásticas acuarelas.
      Abrazos
      Potri

      8 enero, 2013 en 3:23 pm

  3. Menuda mañana Antonio…, nutria, grullas y la real posando…, unos bocetos muy guapos. En Asturias, es muy dificil disfrutar de las nutrias de día (en contadas ocasiones); los años que pasé en La Mancha, me resultaba mucho más fácil. Posiblemente en los lugares más apartados también puedan verse aquí, pero muchos de los cauces son bastante visitados, carreteras cerca, pescadores, paseantes, etc. Aunque la población es buena. Un abrazo.

    8 enero, 2013 en 10:03 am

    • Conozco un par sitios en LLeida, donde, en las semanas mas frias del hinvierno, acuden una bandada de grullas,para quedarse a descansar, durante un par de semanas o tres; el primero és una laguna salobre llamada “Montreal”, el otro es una gran balsa de riego llamada “Sant Miquel”, aunque esta se encuentra mejor dicho por “la Franja de Ponent” ya en tierras aragonesas exáctamente entre Almacelles y Monzón.

      8 enero, 2013 en 2:01 pm

    • Arturo, por suerte vivo en un lugar privilegiado y la vida bulle a borbotones. Pero sin duda Asturias… es Asturias. Por aquí las nutrias pueden verse con cierta facilidad… siempre y cuando te sepas la contraseña. Hay sitios donde se han acostumbrado al trajín de la gente lo que las hace algo más confiadas. Ojalá fueran todas las mañanas como esta.
      Gracias por tu comentario.
      Abrazos
      Potri

      8 enero, 2013 en 3:32 pm

  4. Marc, tener la suerte de ver estas fantásticas aves no tiene precio. Por aquí se esparcen a miles, sin duda uno de los espectáculos sublimes que nos brinda la naturaleza en invierno. Yo nunca me canso de verlas. Por allí el paso tiene que ser de quitar el hipo. Yo la he visto en Gallocanta… pero me gustan más metidas por las dehesas extremeñas.
    Gracias por tu comentario.
    Abrazos
    Potri

    8 enero, 2013 en 3:41 pm

  5. Eso es lo que tiene el campo Potri, en cualquier recodo del río, o encima de la mas destartalada encina puedes encontrar las inspiración. Saludos desde Ecija.

    8 enero, 2013 en 10:18 pm

    • Pablo, veo que hablamos el mismo idioma. Muchas veces digo (con la boca chica) “si me pagaran por hacer esto a diario” y es mejor que no sea así… perdería la esencia. Seguiré saliendo a dibujar al campo mientras el cuerpo me lo permita.
      Gracias por tu comentario.
      Abrazos
      Potri

      9 enero, 2013 en 8:54 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s