Pintor de Naturaleza, agropecuario y paseante. ojeapotri@gmail.com 920382395

… y paseante.

Es triste deambular por el campo mendigando un sitio donde sentarse a dibujar aves del natural. Y es que esta semana, de las tres tardes que he podido arañar para hacer unos bocetos en el Rosarito, solo en la última me he traído un par de hojas para casa. No es condenable que personas disfruten de este entorno para hacer deportes de ocio, sacar al perro, volar sus mimados teledirigidos u otras actividades más, aunque algunas si sean reprochables. De los pastores no tengo ningún inconveniente, son personas tranquilas y pacientes al igual que su ganado. No puedo decir lo mismo de los cabreros ya que se necesita algo más que la paciencia… y prefiero no ahondar más en estos últimos, por eso de no usar calificativos desagradables, a sabiendas que nunca es acertado generalizar. El tipo de ganado hace al ganadero y, partiendo que las cabras las creó el demonio y no dios… ya está todo dicho. Y lo sé porque he tenido cabras y lo he sufrido en mis propias carnes… exorcizándome a tiempo.

No es que me importe volver a casa con dos hojas de bocetos después de tres tardes. Así puedo poner en practica mi faceta de paseante, que es mucho más que simplemente andar. Coger el pulso al lugar, embriagarte con las luces del atardecer, los aromas del otoño, y sobre todo, sumergirse en uno mismo, solo interrumpido por el paso de una garza o una negra para inmediatamente volver a entrar en trance personal. Pasear también invita a ver lo que nos rodea desde otra perspectiva, despertando incluso más la inspiración al observar sin la enfermiza obsesión del naturalista o del dibujante. De hecho estos  recientes paseos me han inspirado para futuras obras que abordaré cuando mi oficio como ilustrador me lo permita.

Durante la tercera tarde, más por empeño que por otra cosa, decidí no volver a casa de vacío y, a pesar del poco movimiento de aves ( si, lo sé, en el campo hay más motivos para dibujar que no solo pájaros…), un martín pescador se posó cerca un rato compadeciéndose de mí, y como siempre, a esta gente nunca les digo que no. Los bocetos de estos pájaros siempre son agradecidos. Total, una hoja… algo es algo, aunque me inspiró para una de las obras que comentaba anteriormente. De regreso a casa paso por una zona de campiña y bosquetes de melojos. Aminoro la marcha en un lugar donde suelo ver algún mochuelo sobre “mojoneras” de lindes de parcelas… y allí estaba. Doy marcha atrás para situarme a una distancia prudente y desde el mismo coche consigo hacer una hoja más de bocetos. Ya en casa retoco algunos y coloreo en digital antes que la luz o los colores se difuminen en mi memoria. Tenía ganas de colorear en digital apuntes de campo después de la satisfactoria experiencia de esta primavera, que seguro volveré a repetir.

Espero tener más suerte en mis próximas salidas a dibujar… aunque tampoco me importa dedicarlas a pasear.

Anuncios

16 comentarios

  1. Es conveniente, yo diría que necesario, combinar los paseos con las sesiones de apuntes. Se empapa uno más del palpito del campo.
    Excelentes los apuntes y las ilustraciones de los anfibios son exultantes, si te fijas un poco los ves saltar.
    Espero que todo vaya bien.
    Un abrazo
    Lluís

    20 octubre, 2012 en 10:17 am

    • Cierto, Lluís, el ejercicio de paseante es más que aconsejable. La percepción es totalmente distinta, a pesar de que en ocasiones ciertos “vicios” de naturalista o pintor, no dejan sentir con claridad ese “pálpito”. Me alegra que te gusten los anfibios.
      Espero que por allí también todo vaya bien.
      Abrazos
      Potri

      22 octubre, 2012 en 8:05 am

  2. FERNANDO

    Precioso el muchuelillo

    21 octubre, 2012 en 8:45 am

    • Gracias por tu comentario Fernando y por dejar huella por aquí. Me alegra que te guste el “mochuelillo”.
      Abrazos
      Potri

      22 octubre, 2012 en 8:08 am

  3. What a lovely group of sketches, and the owl painting is just beautiful. I have always thought that in trying to make a bird look “right”, you have to get the eyes right more than anything else. With this work, you once again reveal your tremendous field experience and your huge artistic talent. Very well done.

    21 octubre, 2012 en 9:23 pm

    • Øivin, es cierto que al dibujar un animal la expresión de la cara y en especial los ojos es fundamental para que el boceto quede “creíble”. En concreto con los búhos es fácil que los ojos queden con un efecto de “estrabismo” que hay que evitar para que la expresión y la mirada no quede mal. Creo que en ocasiones, más que la experiencia, es que ese día la mano, la vista y el cerebro estén en armonía.
      Gracias por tu comentario.
      Abrazos
      Potri

      22 octubre, 2012 en 8:27 am

      • Pues mira sin ir más lejos, ya llevo tres fines de semana tirando poquísimas fotos por el campo, y para colmo, el penúltimo me encontraba escondido en un barranco donde acuden numerosas aves y algún pequeño mamífero para beber.Cuando de repente, aparece un soberbio ejemplar de zorro rojo dando saltos, hasta plantarse justo en frente de mis narices; y justo tirarle la primera foto, va, y se esfuma dando cabriolas tal y como habia llegado.La ilustración del mochuelo tiene bastante equilibrio y la dirección de la luz esá muy clara

        22 octubre, 2012 en 4:04 pm

  4. Me has recordado a mi abuelo, que decia que las cabras la mejor, colgada (claro esta, que tambien incluia en el dicho a las mujeres). Fue pastor de ovejas y bueno …..Hablando de paseos, imposibles en estas fechas, nada mas que galgeros y escopeteros por todos lados, pero que se le va hacer. Sigue ilustrando los bocetos, los llenas de vida . Saludos desde Ecija.

    23 octubre, 2012 en 6:55 am

    • Pablo, yo más que a las cabras, colgaría a algún cabrero. Es un ganado que saca lo peor de uno, aunque ellas no pueden evitar ser como son. Las mujeres son diosas. Para evitar “escopeteros” es mejor salir entre semana… si se puede.
      Gracias por dejar huella por aquí.
      Abrazos
      Potri

      23 octubre, 2012 en 8:53 am

  5. Marc, ese tipo de sorpresas son las que te alegran el día, a pesar de volver a casa sin fotos… o bocetos. Las nutrias son muy dadas a ese tipo de apariciones, y ya empieza a ser temporada de ellas. Gracias por tu comentario.
    Abrazos
    Potri

    23 octubre, 2012 en 8:48 am

  6. .. cuando pretendemos dominar, .. o domar lo indomable, pasa lo que pasa, .. y tiene sus consecuencias, hablo de las cabras. Por cierto, una vez me encontré con una que parecía un cabrero disfrazado de cabra .. con todo mi respeto para el cabrero y para la cabra.

    Dejar a veces en casa el chip de naturalista/observador/dibujante, .. totalmente de acuerdo, .. cada uno lo que necesite.

    Menos mal que se te dio mal, o quizás habría que decir, menos bien que se te dio mal .. Son fantásticos los bocetos, .. para no variar ..

    Un abrazo,
    Francis.

    26 octubre, 2012 en 10:10 pm

    • Francis, yo también con todos mis respetos, he visto cabreros que parecían una cabra más.
      A veces despojarse de ese “chip”, más que aconsejable, diría que es conveniente.
      Celebro que te gusten los bocetos.
      Un fuerte abrazo.
      Potri

      29 octubre, 2012 en 7:32 am

  7. Lea

    Y digo yo…¿alguien sabe la receta para saber qué rayos hacer cuando los paseantes “dominguistas” arrasadores, cabras y cabreros, escopeteros con sus realas y seteros esquilmadores se te meten en casa?…Potri…menos mal que tienes valla…que semanita, por favor. Si estuvieras en el segundo se te quitaría toda la inspiración con días como hoy. Me vas a tener que prestar el teles para identificar a ciertos “ejemplares”…

    28 octubre, 2012 en 2:44 pm

    • Lea, me temo que el asunto tiene mal arreglo. Cuando las puertas están abiertas de par en par, el personal entra sin llamar… y a veces vallar es una necesidad… o contratar un “guardés”. A muchos seguro que ya los tienes identificados.
      Nos seguimos viendo.
      Besos
      Potri

      29 octubre, 2012 en 7:38 am

  8. Doy el repaso semanal a mis blogs preferidos y me encuentro con unos bocetos espectaculares de buhos de Øivind Egeland y con este mochuelo tuyo. Aghhhhhhhh!!!! Con lo difíciles que son estos bichos, y como te ha quedado el mochuelo, por Dios! La mayoría de los dibujos de rapaces nocturnas que se ven por ahí (incluyendo los míos) están desproporcionados, tienen los ojos demasiado grandes, todos tendemos a hacerlos muy grandes. Y encima las expresiones no son reales… es cierto que son muy difíciles. Aquí las proporciones son exactas, y el mochuelo tiene toda la cara de un mochuelo. Fantásticos apuntes Antonio.

    No es por darte envidia, pero ya hay 4.000 ánsares por la marisma (ayer mismo vi 4 ánsares caretos y 1 barnacla) además de silbones y rabudos…. y se esperan mas lluvias. No te digo mas 🙂
    Un abrazote!

    29 octubre, 2012 en 6:49 am

    • Senci, es cierto que a veces estos bichos se le pueden atragantar a uno. Yo más que en las proporciones, suelo encontrarme defectos en los ojos. Es fácil que queden con cierto estrabismo en la mirada.
      No es tu intención dar envidia… pero la das. Tiene que ser ya un espectáculo la marisma. Espero que la conjunción astral acompañe y este año si sea posible hacer una visita por esas tierras.
      Un fuerte abrazo
      Potri

      29 octubre, 2012 en 7:49 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s