Pintor de Naturaleza, agropecuario y paseante. ojeapotri@gmail.com 920382395

Elanio azul

Ayer por la mañana me acerqué al Rosarito con idea de ver el meneo de pájaros que por estas fechas suele animarse y, por lo observado días atrás (espátulas, cigüeñas negras y acuáticas en general) no dudé en acarrear con todos los bártulos de dibujar por si se terciaba. El ambiente estaba poco animado. una negra lejos, cuatro garzas y poco más… a demás de algún pescador, paseantes con perros, coches circulando sin aparente destino etc. Y es que mientras no terminen de retornar los “tomateros” (léase veraneantes), los horarios o querencias de las aves no encontrarán normalidad. Decepcionado de regreso a casa descubro un elanio posado en la picota de un roble seco, donde ya le había avistado en otras ocasiones sin que se dejara hacer nada. Lo rebaso con el coche, orillándome a distancia prudencial para hacer unos bocetos con la condición de no bajarme del vehículo. Aunque emprendió el vuelo en varias ocasiones en lo que parecían intentos de caza a un grupo numeroso de gorriones comunes y morunos, siempre volvía a la misma rama del roble. Me sorprendió la insistencia de levantar y sacudir la cola sin que sea una aparente falta de equilibrio debido a la delgada rama del posadero. Pude hacer algún boceto hasta que en uno de esos intentos decidió no regresar. Aunque con la miel en los labios, regresé a casa satisfecho.

 

Anuncios

3 comentarios

  1. Preciosa ave cada vez mas abundante por mi tierra. El comportamiento de la cola, me ha llamado la atención , pues el año pasado pude observar una actitud parecida en un elanio posado en un eucalipto en la laguna de Ruiz Sanchez sin necesidad de guardar el equilibrio. Saludos desde Ecija.

    30 agosto, 2012 en 11:11 pm

  2. Ese comportamiento de subir la cola es muy habitual en los elanios y como bien dices, no es para equilibrarse. Desconozco porqué lo hacen, pero es una postura muy bonita y la has conseguido captar de maravilla

    31 agosto, 2012 en 7:38 am

  3. Pablo, este pájaro es protagonista de una colonización silenciosa. Recuerdo la primera pareja fotografiada por W. Suetens y Groenendal cerca de la carretera que une Talavera y Oropesa.
    Senci, lo de subir la cola ya lo había visto otras veces, lo que me llamó la atención era la insistencia de las sacudidas, no sé, a modo de semáforo. Estaré más pendiente en futuras ocasiones.
    Gracias por vuestros comentarios.
    Abrazos
    Potri

    31 agosto, 2012 en 8:36 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s