Pintor de Naturaleza, agropecuario y paseante. ojeapotri@gmail.com 920382395

Después del paréntesis

Poco a poco vuelvo a coger ritmo después del reciente altercado con mi queridísimo ordenador. Compañero de fatigas.Es lo que tienen los “Mac”… se dejan querer.

Entre otras cosas ando enfrascado en mi colaboración de la revista trimestral Pandilla que edita WWF-España. Concretamente en mi sección, en la que propongo distintas actividades a realizar tanto en el campo como en casa fomentando la curiosidad a futuros jóvenes naturalistas. En el siguiente número amplía lo que se viene editando en anteriores entregas sobre el típico cuestionario para identificar un pájaro. En este caso dedicado a la observación e identificación de las aves acuáticas más comunes. A continuación; la primera ilustración de la presente hornada, y el resto, un botón de muestra editado en revistas anteriores, los cuales todavía mantienen los números para que quién lo maqueta no se líe. Aunque estos monigotes (como yo suelo llamarlos) dan poco margen para el “lucimiento”, intento como siempre dar el toque personal y en ocasiones salirme ligeramente del guión.

Comienza la temporada de nutrias y empiezo a buscarlas las cosquillas. Espero este año dedicarlas más tiempo. Dan conversación.

 

 

Anuncios

7 comentarios

  1. Susana

    Me encantan los detalles de tus láminas. ¿Te puedo hacer una pregunta? ¿Qué recomendarías hacer antes si alguien quisiera empezar a aprender a dibujar aves: utilizar fotografías o hacer los dibujos en vivo y en directo?
    Gracias y ánimos con la nueva campaña!

    12 noviembre, 2011 en 9:34 pm

  2. Fantásticas ilustraciones Antonio… me gusta especialmente la lámina de los tipos de picos. El comentario de arriba es algo que me pregunta mucha gente y puede ser un interesante punto de partida de un debate. Un buen punto de partida puede ser el estupendo libro del maestro John Busby “Drawing Birds”. UN abrazo

    14 noviembre, 2011 en 11:59 am

  3. Bien, la avería del Mac ha sido aprovechada al máximo por ti. Por una parte con la escapada a tomar esos magníficos apuntes de las cucharas y la garza, de la anterior entrada, y el retomar la actividad una vez solucionado con renovadas energías. Estupendas ilustraciones y estupenda filosofía de vida a la hora de afrontar las diferentes situaciones que se nos van presentando en la vida. Si las cosas tienen solución ya llegará y si no la tiene, es una tontería agobiarse. Borrón y cuenta nueva.
    Un abrazo
    Lluís

    14 noviembre, 2011 en 5:18 pm

  4. Lluís, no siempre esa “estupenda filosofía” funciona del todo y en ocasiones uno no puede evitar que salgan de la boca sapos y culebras. Siempre queda el recurso de morderse un dedo… desvía la atención del problema. De todas formas suelo ser persona tranquila en esos aspectos.
    Senci, me gusta el libro de Busby que comentas. Me llama la atención su manera de abocetar y sus estudios anatómicos. Las láminas de otros autores que incluye: Lars Jonsson, Killian Mullarney, Keith Brockie, Eric Ennion… son fantásticas. Lástima que mi inglés sea tan pobre y no pueda poner en cuestión el texto.
    Pero la pregunta que sugieres y, contestando a las dudas de Susana, no tendría una respuesta clara al respecto y siempre desde mi humilde opinión:
    Dibujar de foto – dibujar del natural. Yo evidentemente me decanto más por la segunda. Otra cosa es cual es más adecuada para un principiante y, dibujar sobre foto es sin duda un buen ejercicio como sería recomendable otros muchos. Dibujar de foto, es copiar. Aunque el autor pude hacer su propia interpretación de esa foto con un resultado artístico tan “legítimo” como cualquier obra del natural. Mucho se discute al respecto, pero lo que si es incuestionable, es en el valor añadido de una pintura realizada o inspirada del natural. El problema de la foto es que “no se mueve” y no te haces una idea global del animal. Posturas, movimientos o detalles que solo con el animal vivo se perciben. Amen de otros aspectos como el entorno, la luz o esa sensación indescriptible al dibujar del natural que impregna el resultado final de la obra. Y tú Senci, sabes de sobra de lo que hablo. Dibujar sobre foto a mi entender puede ser un recurso válido como apoyo. Como ilustrador me he encontrado en situaciones de pintar especies que no había visto en la vida e incluso desconocía de su existencia. La única opción que te queda es mirar infinidad de fotos para intentar empaparte en lo posible de esa “idea global” del animal en cuestión.
    Resumiendo Susana, para aprender, cualquier opción es válida siempre que te haga progresar en la técnica y en conocimiento del motivo. Aunque seguramente a un iniciado le recomendaría al principio comenzar con fotos. Y como la experiencia es la madre de las ciencias… el único truco es dibujar, dibujar, pintar, pintar, casi hasta la extenuación. Con el tiempo encontrarás tu estilo y tu “librillo” como todo “maestrillo”
    Abrazos y gracias por vuestros comentarios.
    Potri

    14 noviembre, 2011 en 7:59 pm

  5. Efectivamente… no habías podido explicarlo mejor. Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que comentas…. todos hemos empezado basándonos en fotos, porque dibujar del natura es otra historia y lleva años de practica con cientos de papeles rotos. Digamos que antes de dibujar del natural lo ideal es conocer la anatomía de las aves y la disposición de todas las plumas,… tenerlas en la cabeza ayudan mucho a la hora de abocetar del natural. Me agrada además que nombres al gran Ennion…. y yo añadiría ademas a C.F. Tunnicliffe, tengo un libro suyo “Shorelands Winter Diary” que es todo un manual de como dibujar aves con unos recursos mínimos. Un abrazo

    14 noviembre, 2011 en 8:22 pm

  6. Susana

    Me encanta haber creado este debate tan interesante! De momento, voy a investigar estos autores que habéis comentado y empezar con mis bocetos con las fotografías que ya tengo de los Testings, anillamientos y de mis paseos con la cámara de foto.
    Y bueno, como habéis comentado…piano piano…y a dibujar!

    14 noviembre, 2011 en 8:56 pm

  7. Es cierto Senci, dibujar aves del natural requiere de mucha experiencia, pero siempre que haya ocasión incluso para un principiante, será un excelente ejercicio. Susana, si tienes oportunidad, no lo dudes y tampoco te desanimen los resultados iniciales. Senci, desconozco el libro de Tunnicliffe que comentas, intentaré hacerme con un ejemplar… si lo encuentro.
    Susana, una cosa que yo suelo recomendar sobre todo a los iniciad@s en el dibujo, es el llevar siempre un cuaderno ( aunque sea pequeño ) y un lápiz. Y aprovechar ratos perdidos en dibujar cualquier cosa… lo que tengas delante; un transeúnte, un monumento, una flor, lo que sea. Esto ejercita la conexión ojos-cerebro-mano. Tómalo como una “gimnasia” para tu cerebro al que tienes que estimular y mantener en forma. Si lo haces habitualmente notaras progresar en poco tiempo. Es lo que tiene el cerebro… que hay que alimentarlo. Y no te preocupes por el resultado, lo importante es ejercitar.
    Espero que mis consejos te sean de ayuda.
    Abrazos
    Potri

    15 noviembre, 2011 en 7:43 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s