Pintor de Naturaleza, agropecuario y paseante. ojeapotri@gmail.com 920382395

Por fin un paréntesis

Por fin he podido sacar unos ratos para salir a dibujar al campo. Hay que picar y afilar la guadaña de vez en cuando para que corte en condiciones.

Ayer me acerqué a una de las colonias de garza real mezclada con cigüeña blanca y, desde la distancia y con ayuda del teles pude comprobar que muchos de los pájaros están todavía echados. Desde mi situación, gran parte de los nidos de garza estaban parcialmente tapados por multitud de ramas, así que opté por centrarme en unas cigüeñas incubando inmóviles en sus nidos. Para ir calentando la muñeca, nada mejor que un boceto con trazos rápidos y despreocupados sin apenas despegar el lápiz del papel, haciendo trazos continuados recordando al gran artista Denis Clavreul. Esta forma de abocetar es muy recomendable como práctica y para coger rápidamente la sintonía ente ojo-cerebro-mano.

Al rato, preferí apartarme un poco y entretenerme con un triguero que; con su típico y desproporcionado chirrido, cantaba desbocado desde un chaparro cercano. Poco después apareció en escena un alcaudón común también muy cantarín, pero a diferencia del triguero, apenas abría el pico para lanzar su sinfonía e inflaba la garganta con cada trino. Parecía un ventrílocuo. Entre estrofa y estrofa se lanzaba a la captura de algún insecto al vuelo, que a mi parecer se trataban de pequeñas hormigas aladas. Que rato me hizo pasar persiguiéndole de posadero en posadero y, obligándome a un auténtico ejercicio de contorsionismo con el telescopio y cuaderno en ristre.

Esta misma mañana he vuelto a salir y esta vez con dirección al Rosarito y al rato de acomodarme, un águila pescadora pasa volando, se cierne y se tira en picado a por una carpa. Lástima que no se quedo a comérsela por allí cerca para hacerla un “dibujín”. Esto me lo hizo un par de ocasiones más, así que mientras la esperaba con la esperanza que en alguna se quedara cerca, pasé el tiempo haciendo un estudio con un poco de color a un milano negro posado en una pequeña chopera en la orilla de enfrente. Terminé, tocaban retirada y la pescadora no volvió a aparecer. Otra vez será.

Durante estas dos mañanas, he utilizado mayoritariamente el ojo izquierdo para mirar por el teles mientras dibujo, a pesar de que para observar siempre miro con el derecho. Sigo notando diferencias más favorables al usar el izquierdo, buscando mejor sintonía ente ojo-cerebro y mano. Me gustaría que algunos de mis colegas lo pongan en práctica y  cuenten sus sensaciones.

Anuncios

7 comentarios

  1. Felicidades, Potri, por todos los trabajos de estas últimas entregas, tanto los apuntes de campo como las magníficas ilustraciones. Me han encantado. Un abrazo.

    3 abril, 2011 en 6:20 pm

  2. Muy buenos bocetos, Ojea. Me alegra mucho que puedas salir al campo a disfrutar de la naturaleza y sus habitantes. Ahora estoy enclaustrado preparando ceras para fundir en Semana Santa con mi amigo Andres y Lolita, su novia. Ya tengo un martín pescador, un avetorillo y un chorlitejo patinegro y tengo algunas ideas más.
    Tengo morriña de campo, a ver si luego puedo salir alguna tarde, ahora que son más largas.

    Un abrazo

    5 abril, 2011 en 9:48 pm

  3. Interesante reflexión la del telescopio. Te doy mi opinión.
    Yo las veces que he intentado mirar con el ojo izdo. me he mareado como un pavo y la impaciencia ha podido conmigo y he acabado desistiendo. Es cierto que la postura que se adopta para pintar de ese modo es mucho mas cómoda, ya que todo forma como una U, la imagen que entra por el lado izdo. y es traspasada a la mano derecha con el cerebro y los ojos de por medio. Pero yo no puedo. Estoy demasiado acostumbrado al ojo derecho.. de echo tengo mas miopía en el ojo derecho que en el izdo! Lo que hago es volcar el cuaderno y las acuarelas hacia la izda. aunque la postura me deje molido durante las sesiones de trabajo jeje. A mi personalmente me resulta super difícil cambiar los hábitos de trabajo, incluso los soportes y materiales, y soy bastante maniático con esto (Francis lo sabe).

    Respecto a los apuntes… me gustan especialmente los alcaudones. Uno de mis pájaros favoritos. Un abrazo!

    7 abril, 2011 en 7:12 am

  4. Hola otra vez Ojea, a ver si puedo salir en breve y pruebo lo que comentas. Yo siempre uso el ojo derecho.
    Ya te comentaré. Un abrazo.

    7 abril, 2011 en 10:41 am

  5. Francisco J. Hernández

    pues yo tendría que probar con el derecho, porque en realidad, siempre utilizo el ojo izquierdo para mirar por el telescopio, y es una suerte, porque siendo diestro, la mano que dibuja me queda justo debajo del ojo con el que observo el papel de dibujo, y como señala Senci, así es mas cómodo. Me da un poco de pereza utilizar el ojo derecho, pero probaré a ver que pasa .. , es interesante tu observación Potri, .. ya te contaré.

    Me gustan especialmente los apuntes del alcaudón y el triguero ..

    Un abrazo.

    11 abril, 2011 en 12:08 am

  6. Gracias compañeros por vuestros comentarios. Espero poder seguir saliendo al campo para practicar esos cambios de ojos. Senci, de todas formas siempre nos quedará el tercer ojo.
    Abrazos a todos.
    Potri

    11 abril, 2011 en 11:13 am

  7. Me alegra de que hayas podido disponer de algo de tiempo para salir al campo y dar rienda suelta a la mano y al ojo.
    Interesante lo que comentas de los ojos. Yo utilizo el izquierdo, por lo que resulta más cómodo a la hora de ver con el otro el cuaderno.
    Estupendos los apuntes, como siempre. Mi debilidad por los alcaudones y el triguero.
    Abrazos

    12 abril, 2011 en 8:43 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s