Pintor de Naturaleza, agropecuario y paseante. ojeapotri@gmail.com 920382395

El desenlace del cerrojillo “trilero”

No hubo sorpresas y, al final, el papamoscas terminó criando en el nidal donde se le vio por primera vez esta primavera. Por estar a pocos metros de una zona de paso que hago habitualmente, he podido observar cebas cada vez más seguidas en este nidal. A los pollos les quedaba poco para salir, pues se les veía asomar las cabecillas en muchas ocasiones.

El otro día, me llamó la atención unos cortos chirridos entre los avellanos: eran los pollos volanderos reclamando comida. Uno de ellos permanecía inmóvil en una horquilla de un joven arce. Fui sin perder tiempo a por los “prismas” y el cuaderno de emergencias. Pude hacer unos bocetos rápidos a la hembra portando comida y al único volandero visible. Aunque no parecía que piara nadie dentro del nidal, la madre revoloteaba a su alrededor y se cernía frente a la piquera, como si evitara posarse. En una de las ocasiones lo hizo para, posteriormente, ponerse en una rama cercana, donde no paraba de mirarse y picarse las patas, como si algo ascendiera por ellas; me da que el nidal esta infectado de piojillos o ácaros. “Potri: este otoño, que no se te pase sin hacer limpieza de todos los nidales; que das cobijo, pero luego no cumples con el servicio de habitaciones”.

Viendo que los pollos siguen por los alrededores, el viernes pasado me tomé un descanso en mis labores hortícolas para hacer algún boceto más. En aquella ocasión, me centré en una de las pocas cebas en que logré ver al macho. Al menos, tres son los pollos que ha conseguido sacar esta pareja. Espero seguir viéndolos crecer.

Anuncios

4 comentarios

  1. Todo un lujazo poder disfrutar de este simpático papamoscas. Yo me tengo que conformar con disfrutar de tus excelentes apuntes. Me encanta especialmente el del macho cebando al pollo. Y después, en el paso postnupcial seguramente tendré la fortuna de ver algún ejemplar.
    Saludos refrescantes.
    Lluís

    9 julio, 2010 en 4:59 pm

  2. Antonio, veo que ya has podido dejar un comentario en mi blog! Me alegro un montón, aunque yo no he hecho nada, ha debido arreglarse solo el problema! No veas como molan los cerrojillos… es un pájaro que siempre me ha llamado la atención y poder observar su comportamiento es todo un lujazo. Tus apuntes a lápiz son un buen reflejo de esa observación, se notan las horas pasadas pegado al telescopio! Un fuerte abrazo

    13 julio, 2010 en 5:59 am

  3. Gracias Lluís por el comentario; la verdad que es una gozada ver este pajarillo cerca de casa. Por aquí, en agosto se empiezan a ver los primeros en paso. He visto el cambio de “look” de tu blog y me gusta… buena elección.
    Senci; ¡Por fin! Misterios de la informática. Esos duendecillos que se meten por todos lados haciendo de las suyas. Saber que alguien está al otro lado anima. Gracias por estar ahí.
    Abrazos
    Potri

    13 julio, 2010 en 3:37 pm

  4. Cierto es que los “hados” de la informática andan revueltos.Desde casa no puedo ver esta entrada pero en el trabajo sí.Sorprendente.En cualquier caso a merecido la pena jugarse el puesto entrando en tu blog en lugar de buscar clientes durante un rato.Estupendos apuntes a lápiz, tremendamente expresivos.El macho cebando al pollo parece estar a punto de reanudar su captura de larvas en cualquier momento.¡Se sale!.

    Abrazos,
    Juan Carlos

    14 julio, 2010 en 10:36 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s