Pintor de Naturaleza, agropecuario y paseante. ojeapotri@gmail.com 920382395

Don Somormujo Lavanco

Como lo prometido es deuda, esta semana he podido dedicarle un par de sesiones matutinas al somormujo.

El primer día, me oculté en un “hide” de tela, a pocos metros de la orilla del Rosarito. Una vez acomodado en el interior, al poco tiempo, todo sucede a mi alrededor como si yo no estuviera. Cigüeñas, cormoranes, ánades frisos, azulonas con sus pollos y… ¡cómo no! somormujos. Todos en sus quehaceres diarios.

Los somormujos estuvieron dedicados más a la pesca que a hacerse carantoñas. Y es que, mucho me temo, la temporada de exhibiciones nupciales se ha terminado. Observar algunos ejemplares solitarios, hace indicar que sus parejas están ya incubando. Es curiosa la postura que adoptan para descubrir, bajo la superficie en aguas someras, los pececillos que son la base de su dieta.

A media mañana, con el sol “cascándole” al hide, el calor en la trinchera camuflada era casi insoportable y un par de hojas de bocetos me parecieron suficientes.

Somormujos lavancos

En la segunda sesión, me coloqué en el mismo lugar, pero esta vez a pecho descubierto. Sólo tapado parcialmente por una pequeña malla de camuflaje, para desfigurar un poco mi silueta, y al amparo de una chaparra.

Volvieron a escena los mismos actores que en días anteriores, y me volví a centrar en los somormujos. Un andarríos chico pasó con su rápido vuelo a ras del agua, sin saludar y como si supiera hacia dónde iba. Poco antes de irme, descubro en la orilla de enfrente, un águila calzada estirándose y tomando el sol en una rama de un estilizado pino. Se comportaba como cuando te ha tocado incubar toda la noche. A pesar de la gran distancia, con el zoom a tope, conseguí  hacer un par de bocetos, pero con poco detalle.

Águila calzada

Anuncios

7 comentarios

  1. Francisco

    al observar tus bocetos creo percibir como vas aproximandote paulatinamente al trazo que ya consideras acertado y entonces te decides a meterle color, y esto tambien me gusta de tus bocetos. Por supuesto, en otros no necesitas esa aproximación, y los “clavas” desde el primer trazo … estupendos apuntes.
    Un abrazo.

    22 mayo, 2010 en 8:00 pm

  2. Es cierto, Francis. Hay días que estás fino, y los trazos son limpios y decididos. Otros, parece que estoy dibujando con la izquierda, sin ser zurdo. Lo normal en mi caso es hacer varios trazos… alguno saldrá bueno. Generalmente con un lápiz duro y luego defino con otro más blando. Unas veces, despacio y otras con trazos más rápidos y enérgicos. Para mí, cualquier sistema es válido si el resultado es bueno.
    Esto es un vicio.
    Abrazos
    Potri

    24 mayo, 2010 en 7:51 am

  3. Una fructífera sesión, por lo que veo. Estupendos apuntes de los somormujos buscando su comida, estudios de su preciosa cabeza y diversas posturas acicalándose el plumaje. El vuelo del andarríos ha sido perfectamente detenido por tu lápiz. Un abrazo

    24 mayo, 2010 en 11:29 am

  4. Ojea: alucino con tus acuarelas y tus dibujos. Gracias por compartirlos. No descarto que algún día nos conozcamos y tomemos apuntes juntos con los colegas de la Asociación Española de Artistas de la Naturaleza, pasando unas jornadas camperas a tope. Un saludo cordial.

    26 mayo, 2010 en 5:09 pm

  5. Gracias por vuestros comentarios Lluis y Gabriel. Me gustaría repetir más sesiones al somormujo, dan mucho juego. Empiezo a estar cada vez más cómodo trabajando en el campo… espero que no decaiga la racha. Gabriel, estas cosas son casi de obligado compartimiento.
    Abrazos
    Potri

    26 mayo, 2010 en 8:37 pm

  6. Geniales estos apuntes Antonio. Se nota mogollón que vas soltando el trazo… hay que echarle muchas narices para “meterle mano” a esas posturas y esos escorzos de los somormujos. Por cierto, me ha llamado mucho la atención la forma en la que has resuelto la calzada. Simple pero cada pincelada en su sitio justo. Un abrazo!

    28 mayo, 2010 en 7:59 pm

  7. Gracias Senci, pero he de confesarte una cosa, ahora que nadie nos escucha; algunas hojas de bocetos, van directas a la papelera. Pintar con ordenador te crea malos hábitos , algunos difíciles de superar, como el “comando-z” que en estos casos no suele funcionar. La calzada salió así a la primera… no me preguntes como.
    Abrazos
    Potri

    29 mayo, 2010 en 8:54 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s